lunes, 26 de septiembre de 2011

Cómo crear libros que atrapen.

ilustración de Beatriz Barbero-Gil
¿Cómo conseguir crear un libro que atrape al espectador? esta es la respuesta que he podido solucionar este fin de semana tras las charlas de Envuelto para Relato que se han celebrado en Zaragoza y que me gustaría compartir con vosotros.

"De un modo u otro, el libro que seleccionemos nos ha tenido que “tocar”; es decir, nos ha tenido que impactar porque nos interpela, nos hace replantear criterios personales, nos conmueve, nos sorprende, nos aporta conocimientos o enfoques novedosos" Fundación Germán Sánchez Ruipérez.


"Caperucita Roja" ilustrado por Adolfo Serra.



PARTE 1 Libros que atrapan.

Eva Cosculluela y Carolina Peláez, dueñas de dos de las mejores librerías de Zaragoza, nos expusieron una serie de experiencias que han ido observando en los niños y padres que acuden a comprar un álbum.

Cuando conseguimos que tanto el texto como la ilustración de un libro tenga cuerpo, personalidad propia, conseguiremos que ese libro atrape y perdure en el tiempo.


Un niño de 4 años no sabe leer y, sin embargo, cuando entra a una librería y sus padres le dan la opción de elegir un álbum no duda en desechar rápidamente muchos para encapricharse de uno en concreto. Esto se debe a que los niños tienen una lectura visual muy desarrollada. Les atrapa la imagen de la portada, lo abren, lo miran y en pocos segundos saben que ese es el libro que quieren.

"Un día un niño de unos 2 años cogió un libro y empezó a decir -ete, ete -y no había manera de quitárselo ni para poder pasar el código de barras. Ese libro era "Arturo" de la editorial Kalandraka" nos relataba Eva Cosculluela.

Analicemos por qué este libro atrapa, conociendo su historia y sus ilustraciones:

Para ver un video de ARTURO pincha aquí.
Escrito por Oli e ilustrado por Marc Taeger.





"El pollo Arturo estaba incómodo dentro de su huevo. Había crecido tanto que aquel cuarto se le hacía pequeño...

Dentro de la cáscara, Arturo se sentía a salvo, pero estaba muy apretujado. Ya no cabía en aquel cálido cuarto de paredes blancas, así que no le quedó más remedio que salir de allí. Descubrió entonces que habitaba una parte muy pequeña de un mundo enorme y desconocido que se abría ante sus ojos sorprendidos y curiosos."


¿Qué tenemos? Un texto sencillo, que trata un tema original, que interesa a los niños de la edad a la que va dirigido (pre-lectores y primeros lectores) acompañado de unas ilustraciones divertidas, con un color vivo y un trazo muy marcado. Siempre aparece el mismo personaje, descubriendo su alrededor, abriéndose nuevos caminos...LA CURIOSIDAD es una característica importante en estas edades ¿puede influir esto en que les guste tanto este libro?


Cada niño es diferente y mientras van creciendo van cambiando sus gustos y preferencias...pero ¿podríamos encontrar una recopilación general de gustos? Sí.


PARTE 2 Qué les gusta a los niños.


"Para que los padres no dejen de contar cuentos" fue otra de las charlas de Envuelto para Relato donde Pablo Albo nos ofreció varios trucos y consejos a la hora de contar cuentos. Entre ellos se encuentran unas ORIENTACIONES GENERALES (repito, orientaciones y generales) para saber qué temas pueden interesarles más a los niños según su edad:

Hasta los 18 meses

Predominarán las ilustraciones, que serán coloristas y estimulantes y favorecerán la interacción niño/adulto. Historias con un texto mínimo. Fotografías de objetos familiares permitirán al niño conectar lo impreso y el mundo real. Serán de cartón resistente y seguro (con bordes redondeados), pero también de plástico, madera, o de distintos tipos de tejidos. Su tamaño permitirá que el niño los sostenga solo y pueda pasar las páginas. Se incluirán sonidos y un tacto cálido y variado.

De 18 meses a 3 años

Ilustraciones sugerentes y fotos para mirar y hablar con el adulto.
Poesías, canciones y juegos acumulativos para repetir.

Textos mínimos, apoyados en una pequeña historia narrada en imágenes (o pictogramas) e historias para ocasiones especiales (cambio de pañales a orinal, nacimiento de hermano, caída del primer diente...).

Acción dinámica y ágil.

Lenguaje claro y de calidad pero no ñoño.

Proporción texto/imagen.

Las imágenes de objetos cotidianos con un texto repetitivo permiten iniciar el desarrollo de las habilidades de lectura.

Variedad de formatos, tamaños y propuestas gráficas que aumenten su interés por descubrir el mundo de los libros.

3 a 5 años

Historias que les diviertan expresadas con sencillez, no por ello triviales ni pobres. Debe hablarse con los niños de casi todo, aunque es muy importante cuidar la forma en que uno se expresa, para que ellos escuchen sin perder la atención. Libros de poemas para recitar con el niño y fáciles de memorizar.

6 a 8 años

Historias de animales domésticos que hablan, cuentos maravillosos, máquinas personificadas, ambiente familiar (hogar, escuela, juego...) y humor. Hay que evitar siempre reflexiones que el niño no pueda entender, la crueldad y el terror, el sentimentalismo (sensibilidad, no sensiblería), la metáfora pura (no la comprende) y las descripciones minuciosas

El contenido será adecuado a la edad del niño y a sus intereses. Con argumento, suspense y aventura. Debe haber continuidad de acciones o de movimientos. Pocos personajes, para no desviar la atención del niño. Escrito en estilo directo, con diálogos frecuentes. Onomatopeyas de animales o de acciones o movimientos. Desenlace rápido y siempre feliz. No muy largos, comprensibles y convincentes. Impregnados de alegría y buen humor. Serán atractivos visualmente. Las ilustraciones –preferiblemente en color- deben estar sincronizadas con el texto para reforzar la comprensión.

9 a 11 años

Al mejorar la competencia lectora, al niño y a la niña de esta edad le interesan los personajes con problemas como los suyos y las aventuras de pandillas en las que se proyecta, aunque también busca misterio, cuentos fantásticos y clásicos, biografías, deportes y juegos, pueblos lejanos, humor, animales reales o fantásticos, inventos, ciencia y experimentos para niños.

Evitar moralejas.

Acción, ambiente y caracteres vigorosos y dinámicos.

No deben dejar en el niño dudas irresolubles.

Frases no demasiado largas ni complejas.

Tipografía de tamaño intermedio.

Ilustraciones acordes al contenido del libro.

Resumen del contenido en la contracubierta.

A partir de los 11 años

Se inicia el desarrollo de la conciencia social por lo que la niña y el niño ya buscan argumentos que contengan problemas humanos –sociales o políticos- y alterna las lecturas intimistas con la acción y la aventura.

Desde los 14

Se perfilan los itinerarios individuales de lectura que el joven jalona de aquellos libros que le permitan reafirmar su personalidad. El adolescente necesita modelos, espejos, en los que reflejarse, ídolos con los que identificarse y que le ayuden a desinhibirse, a descargar adrenalina y en quien poder verter sus confidencias más íntimas. En la narrativa buscará soluciones a sus conflictos y respuestas a sus anhelos e interrogantes. Los temas problemáticos -drogas, paro, delincuencia, sexo- son un tabú para su entorno familiar y por eso bucea en busca de novelas que traten estas situaciones desde perspectivas realistas y asépticas.


PINCHAD AQUÍ PARA VER EL LISTADO DE LIBROS RECOMENDADOS por Pablo Albo.


Todo esto está muy bien, podemos estar de acuerdo o no, pero...si yo me dedico a ilustrar ¿Cómo puedo conseguir que un espectador sienta un flechazo al ver mi álbum ilustrado?


PARTE 3 Otra manera de contar.


Conclusiones de la mesa redonda que protagonizaron los ilustradores Elisa Arguilé y Jacobo Muñiz junto a los escritores Ana Tortosa y Daniel Nesquens. Mediada por Antón Castro.

Nosotros, como ilustradores, debemos provocar que la mente de los niños y adultos no se estanque, que pueda jugar, reír, volar...ofrecerles una herramienta creativa con la que puedan disfrutar y perderse dentro del libro.

Existen otras maneras de contar, de interpretar, para poder sorprender siempre al espectador. No nos conformemos con lo primero que se nos ocurra y pensemos de cuántas maneras diferentes podría ilustrar este texto que se me ofrece, elige una, elige la mejor.

Frases de Elisa Arguilé:

" Las ideas vienen por caminos muy distintos. Siempre hay otra manera de contar alternativa a la que has elegido"


"Cuando el texto pasa al ilustrador es trabajo de éste interpretarlo a su modo"

"Hay libros en los que la ilustración consigue cambiar al texto o al revés...los dos se necesitan y uno debe generar una visión nueva en el otro, no deben acompañarse sin más, deben potenciarse"

"El escritor empieza la obra y el ilustrador la acaba"

"El proceso de un libro es como un viaje, un viaje muy largo. Y el libro es un souvenir que traigo para poder recordarlo, un pedazo del viaje" nos decía Elisa explicando el proceso de ilustrar un álbum, las diferentes interpretaciones que se quedan por el camino, las ilustraciones que se quedan en el cajón dejando paso a otras elegidas pero que a su vez no se podrían haber creado sin pasar primero por las anteriores.

Frases de Jacobo Muñiz

"Conseguir jugar con las imágenes, establecer relaciones divertidas, que la mente del lector pueda jugar. Hacer del libro una historia más dinámica con nuestras ilustraciones"

Si tuvierais que ilustrar una portada en la que dijera: Las aventuras de Motita de Polvo...¿Cómo lo haríais?...Cerrad los ojos y pensad en las diferentes posibilidades que se os ocurren ....ya los podéis abrir: así lo hizo Jacobo Muñiz.


Este ejercicio es muy práctico, citar el título de un libro y pensar qué tipo de portada e ilustraciones realizarías. Incluso si vuestro deseo es crear un álbum íntegramente, que el texto y las ilustraciones sean vuestras. Si os digo que me hagáis la historia de un punto...¿qué se os pasa por la cabeza? Aquí puedes ver un video de todo el libro con la elección que hizo Herve Tullet...impresionante, ¿verdad? La versión en castellano la podéis encontrar bajo el título "un libro" editado por Kókinos.


Como ya sabéis que no tengo remedio porque me puede la ilusión, os dejo una foto de la experiencia Envuelto para Relato y aprovecho para agradecerle a Arianna Squilloni su profesionalidad y entusiasmo, a Pablo Albo su simpatía y buenos consejos, a Blanca Bk que sea la "culpable" de que yo haya estado allí y a Beatriz Barbero-Gil su nueva amistad.

¡Espero que os haya gustado!

domingo, 7 de agosto de 2011

Cómo crear un álbum ilustrado de 32 páginas. El Storyboard.


"Meter las buenas ideas en la batidora y repartir un montoncito por página puede no dar el resultado que esperábamos. El proceso de concepción de una obra requiere una visión de conjunto, un hilo conductor que nos atrape hasta el final.

El texto y la imagen han de estar bien compaginados para que el lector devore hasta la última página y saboree la guinda del pastel. Martin Salisbury ilustrador y uno de los más importantes especialistas en álbum ilustrado, pondrá a nuestra disposición sus recetas secretas" así presentaba IlustraTOUR el taller al que tuve la gran oportunidad de asistir y del que "os pasaré los apuntes".


La mejor manera de plantear un álbum en su conjunto es mediante el estudio de su narración visual o, de lo que es lo mismo, su storyboard.

Podréis encontrar varias plantillas de storyboard en internet, en el curso se utilizó esta de aquí que me pareció muy práctica porque te permite desarrollar un álbum de 32 páginas en un único folio, de este modo te obliga a ir a lo más esencial y esquemático, es como echar un vistazo rápido al conjunto de la historia y enseguida poder ver si funciona e ir haciendo correcciones de manera global y rápida para conseguir un trabajo coherente.


Seguramente os preguntareis ¿Y por qué un álbum de 32 páginas y no de 33, 34 o 50? Porque es el formato de álbum que normalmente se utiliza y con el que después la imprenta trabajará de manera mucho más cómoda a la hora de imprimir nuestro álbum. Es por la cantidad de pliegues que se necesitan, siempre debe ser un número de páginas múltiplo de 4, el más común es de 32, el siguiente sería de 40, después el de 48 y así sucesivamente.

En la imagen podéis ver los esquemas de las "minipáginas" numerados del 1 al 32. El 1 sería la portada, el 32 la contraportada, en el 2-3 y en el 30-31 irían las guardas, en el 4 pondríamos todo el papeleo del copyright, la imprenta, edición, bla,bla,bla y en el 5 es donde colocaríamos el título con un pequeño dibujo y el nombre del escritor y del ilustrador, de este modo quedarían del número 6 al 29 para desarrollar nuestra historia, es decir, nuestro álbum ocupará 12 páginas abiertas ( hay varios álbumes que no siguen estas reglas tal cual y quizá no tengan guardas, ni papeleo de copyright, etc.). Puede pasarnos que estemos haciendo un proyecto y veamos que con 12 páginas dobles se nos queda corto, entonces deberíamos ampliarlo a un álbum de 40.

Bien, es hora de empezar nuestro álbum. Cogemos la plantilla y dibujamos ahí mismo o si nos sentimos más cómodos nos hacemos nosotros los cuadrados en un cuaderno:(imagen de uno de mis proyectos)


Primero debemos pensar muchísimo, hacernos nuestros esquemas y nuestras preguntas. Una vez las hayamos resuelto y tengamos el concepto de álbum en nuestra mente es hora de pasarlo al papel a modo de boceto e ir haciendo las pequeñas (o grandes) correcciones hasta que el resultado nos sea satisfactorio.: ¿ Qué ritmo quiero que tenga mi historia? ¿ Dónde voy a colocar el texto? ¿Qué tipo de contrastes quiero que aparezcan y cuando? ¿va a jugar el color un papel importante o no?

¿ Qué ritmo quiero que tenga mi historia?
(ejemplos con ilustraciones de Olivier Tallec)

El ritmo de un álbum es como el equivalente al de una canción, hay canciones que son tranquilas al principio y potentes al final (como un álbum que contara el desarrollo de una historia cotidiana donde después empiezan a suceder cosas emocionantes) o canciones que empiezan muy movidas y que poco a poco van bajando el tono (como una historia que quisieras contarle a un niño para que se vaya a dormir tranquilo). También pueden haber altos y bajos dentro de la misma historia de manera intermitente como si de una película policíaca se tratase. El fondo de la cuestión es que tú, conscientemente, decidas qué ritmo quieres que lleve tu álbum.

Para potenciar el ritmo de tu historia puede ayudarte la secuencialidad y el ritmo que te da el pasar de hoja, hay que tener en cuenta que no es lo mismo desviar la mirada de una página a la de al lado que girar la página a ver que te encuentras en la siguiente. Podemos usar eso como el indicativo de una pequeña pausa, como el equivalente al momento de un corto silencio en una película donde sabes que acto seguido te espera algo sorprendente. Para potenciar el movimiento también podemos multiplicar el mismo personaje moviéndose por la página en diferentes acciones.




¿ Dónde voy a colocar el texto?

Es muy importante que el texto para vosotros sea un elemento visual más y por lo tanto, a la hora de componer nuestra ilustración lo incluyamos desde el principio. ¿no os ha pasado en alguna ocasión que abrís un álbum y cuando vais a leer el texto casi no se entiende porque está puesto sobre una gama de colores muy variada o sobre una parte de la ilustración muy detallada que ha echado a perder? Pues eso es lo que no podemos permitir que nos pase. Dejemos siempre un espacio expresamente para el texto, como hace aquí Olivier Tallec.


¿Qué tipo de contrastes quiero que aparezcan y cuando?

Es bueno plantearse este tipo de cosas antes de empezar el álbum...si tengo la historia ¿dónde me vendría mejor un primer plano? ¿y un plano general? podría ponerlos uno en una página y el otro en la siguiente, así crearía un fuerte contraste que sorprendería al lector. Es decir, trabajar con el cambio de tamaño potenciará el impacto de las imágenes.(ilustraciones de Olivier Tallec)


Si hay una doble página (álbum abierto) y cada página es independiente, estas deben relacionarse bien, ya sea con un fuerte cambio de contraste, con un seguimiento de fondo o con una separación de texto-imagen. (ilustraciones de Nadia Shireen, Magali Le Huche y Olivier Tallec)


También es importante introducir espacios, quitarnos el miedo al blanco para dejar espacios a la imaginación.(ilustración de Olivier Tallec)


¿Va a jugar el color un papel importante o no?

Si el color va a jugar un papel importante en nuestro álbum pensemos de qué manera lo vamos a colocar para que el álbum funcione bien globalmente y ese color pueda tener un sentido. Por ejemplo, en el álbum de Berta Buenafé, Magali Le Huche nos invita a reflexionar sobre la depresión y para ello tuvo en cuenta qué colores incluiría (sacado de una entrevista que le hicieron):

"¿Cómo te gusta utilizar los colores para transmitir cierta atmósfera?
Magali: Cuando comienzo un álbum, siempre busco la gama de colores que utilizaré para que sea coherente, para que haya una atmósfera particular. Para Berta Buenafé está triste... ¡se imponían los rosados! También quería que hubiese un ambiente un poco anticuado, con rosas, marrones... "



Cosas a tener en cuenta:

Es muy importante que si vais a hacer una ilustración que ocupe las dos páginas enteras no pongáis nada que sea demasiado importante en la mitad, ya que ahí irá el doblez de la página y costará verlo. Por ejemplo, en esta ilustración Nadia Shireen coloca la cabeza del lobo más allá de la mitad.


La portada de un álbum debe reflejar parte de lo que encontraremos en su interior pero no enseñarlo todo, dejar lugar para la curiosidad del lector. ( portada de "petit loup gentil" de Nadia Shireen)


¡Recordad!

No tengáis miedo en hacer tantas correcciones sean necesarias, incluso tachar escenas enteras que pensabais incluir en el álbum o incluir varias nuevas. Todo vale: tachar, borrar, apuntar ideas, frases o el texto entero con flechas que se dirigen a los cuadrados del storyboard, aplicar un color base a alguna ilustración porque este sea el protagonista de la escena...si te has quedado corto de páginas y necesitas más no dudes en ponerlas, aunque para ello debas enganchar un trozo de hoja con celo. Si algo no funciona y no sabes por qué subráyalo y déjalo...seguramente más tarde lo solucionarás.

El concepto de la narración visual es una parte fundamental de tu obra, por ello dedícale todo el tiempo necesario antes de ponerte a hacer las ilustraciones definitivas con todos sus detalles (imagen de uno de mis proyectos para un nuevo álbum)


Aquí os dejo un ejemplo de narración visual, se trata del concepto de álbum que hizo Delphine Durand para su Gros-Lapin, en las dos primeras imágenes tenéis el storyboard y en las dos siguientes os muestro el mismo esquema pero con el collage de las imágenes definitivas que encontré. El que podéis ver es un trabajo definitivo de storyboard, muy cuidado e idéntico al álbum final. Seguramente antes de este tuvo que retocar muchas cosas.


Fue todo un privilegio poder acceder a un taller tan interesante y tremendamente útil y conocer allí a compañeros con tanto talento y tantas ganas de aprender...¿qué ilustrador no quiere saber cómo hacer un álbum infantil de 32 páginas? ¿apuntar las prácticas recetas de Martin Salisbury?
Aquí podéis ver un pequeño recopilatorio de algunos de los trabajos que se hicieron en el taller de Martin Salisbury (IlustraTOUR 2011, Valladolid)



Espacio de trabajo de María Pascual. Fijaos en los bocetos más pequeños, base del storyboard, que luego desarrolla en un tamaño mayor y con más detalle.


En el trabajo de Josune Urrutia apreciamos la cantidad de anotaciones, correcciones, flechas que suben y bajan para dirigir el seguimiento de lo que será cada página, incluso páginas añadidas enganchadas con celo.


Karishma Chugani partió de la idea de ilustrar un abecedario, aquí podéis ver algunas ilustraciones en un punto más avanzado.


Jose María Pérez Martell también optó por ilustrar un abecedario, os lo muestro en la primera fase del storyboard.


Unos días más tarde continuaron los cursos y mis compañeros me hablaron muy bien del taller que impartió Ajubel, quien les enseñó a reinterpretar cuentos y personajes clásicos, en este caso "la caperucita roja". Incluyo aquí varios de los trabajos que se hicieron que también muestran todo el trabajo de desarrollo de narración visual que hay detrás.



Mari Paz Tamburini (resultado del taller de Tony Ross)


Y estas fotos no las iba a poner pero...¡me hace tanta ilusión que ahí las dejo caer!

Junto a Martin Salisbury, le estoy enormemente agradecida por enseñarme tantas cosas.


¡La maqueta de mi álbum Bistec! resultado de este taller, es el proyecto en el que estoy trabajando ahora mismo cuyo protagonista es el gato azul prusia del blog, llamado Bistec.


Aquí os dejo un pequeño adelanto, boceto de una de las páginas del álbum


Y entonces ... ¿A qué estáis esperando para poneos manos a la obra?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...